domingo, 5 de marzo de 2017

El edificio Duende


Foto Zaragoza ayer y hoy
Bueno, como verás he cambiado un poco el aspecto del blog, estaba cansada de verlo tan oscuro y aunque hay algunas cosillas que no me convencen, a base de meter la pata y apañarlo creo que voy a dejarlo un poco mas mono y legible....bueno,a lo que vamos:
Hace mucho ya que te hablé de un duende que habita en el Retiro de Madrid, que se dice que si lo ves disfrutaras de una relación larga y llena de amor con tu pareja, pero hoy os traigo otro duende, de esos que encantan las casas y que incluso pueden tener hasta un poco (o bastante según se mire) de mala leche.
Seguro que has oído hablar del duende de Zaragoza o de un edificio que hay allí que se llama el Edificio Duende así que voy a contarte lo que pasó hace ya 83 años en esa ciudad,te espero junto a la calle del Coso y nos vamos dando un paseo a donde ocurrió todo, Gascón de Gotor así que si te apetece...
El dia 27 de septiembre de 1934,estaba Pascuala Alcocer de dieciséis años y criada de los Grijalba que está ultimando las cosas para irse a dormir.
Pascuala Alcocer, foto ABC
Al apagar la luz de la cocina, una voz sale de la hornilla gritando "Pascuala" y acto seguido, se escucha una carcajada;Pascuala muerta de miedo va a pedir auxilio a los patrones que le dicen que está muy cansada y que vaya a acostarse, que lo que necesita es dormir y que no hay nadie en la cocina.
Pascuala se quedó con la mosca detrás de la oreja y siguió sus quehaceres hasta que en noviembre de ese año, cuando estaba limpiando la hornilla de cenizas para hacer la comida, le parecía oír unos lamentos pero lo achacaba a alguno de los vecinos hasta que la voz le pidió que parase que le hacia daño y que no encendiese la hornilla.
Pascuala volvió aterrada a su patrona a decirle lo que había y ésta se lo tomo a broma, hasta que fue a la cocina y la misteriosa voz le dijo que había alguien y que buenos dias por cierto.
Foto ABC
Las dos se pusieron a gritar como locas y los vecinos corrieron en su auxilio, al explicárselo también pensaron que era una broma de las dos hasta que el duende se puso a hablar con los vecinos y carcajearse, así que decidieron llamar a la policía.
Al personarse allí el inspector con unos agentes, el duende le saludó amablemente y al no saber de donde salia la voz, mandó registrar el tejado y levantar el suelo de la cocina donde no encontraron absolutamente nada.
En dias posteriores, fueron requeridos hasta arquitectos que incluso llegaron a conversar con el duende, éste a veces saludaba con educación y siempre se despedía diciendo "Salud" y en otras, amenazaba de muerte e insultaba a todos los presentes y como se suele decir actualmente, les vacilaba bastante.
Encima, curiosos enterados de la actividad del duende, querían colarse en la casa a toda costa, un dia llegaron a colarse hasta veinte personas a pesar de que la policía cargó. Los curiosos que accedieron casi destrozan el tejado en busca del duende de no ser por la policía que estaba allí investigando el caso mientras el misterioso ser de la hornilla, se reía a carcajadas e insultaba a todos los presentes.
Bueno, lo de insultar, debo decir que a casi todos porque el hijo pequeño de los Grijalba comenzó a hablar con el duende y parece ser que a éste último le gustaban las adivinanzas cortas y las bromas de Arturito que así se llamaba.
Curiosos amontonados alrededor del edificio
Mientras tanto, el juez Pablo de Pablos que llevaba el caso y que había hecho un peritaje a Pascuala y la familia Grijalba, cuyo informe determinó que ello no eran responsables de los fenomenos, cede el testigo a Luis Fernando que se dispone a investigar el caso pidiendo un nuevo peritaje tanto a la familia como a Pascuala.
El dia 3 de diciembre, se emitió el veredicto final de este juez donde básicamente, echaron la culpa a Pascuala de todos los fenomenos ocurridos en aquella casa, diciendo que cuando ella no estaba el duende tampoco y que solo hablaba cuando estaba ella presente en esa casa diciendo los peritajes forenses que la chica tenia una especie de poder psíquico que le daba esa capacidad por lo que fue desterrada bajo sentencia judicial.
Pascuala Alcocer foto ABC
Pero esto fue un carpetazo a lo bestia en toda regla porque lo que no se dijo en su momento, es que ciertos dias la policía había mandado a los Grijalba y su criada a pasar el dia y la noche fuera de la casa y el duende había hablado aunque la criada no estuviese alli.
La culpa se la comió Pascuala que recaló en otra casa a servir y su patrón, dijo que jamas habia tenido ningun problema con ella y que por supuesto el duende,no la habia seguido hasta alli.
Se dice que también se hicieron investigaciones paranormales en el sitio,teniendo en cuenta el auge del espiritismo en aquella epoca y que  registraron psicofonias del inmueble que nunca vieron la luz y de las que nunca hablaron por lo aterradoras que eran.
Los periódicos publican información continuamente del caso (hasta el Times)  y en concreto, hubo una noticia que pasó sin pena ni gloria relacionada con el caso,Asuncion Jimenez era una conocida espiritista que fue a Zaragoza a investigar a su manera el caso del duende;preparó una sesión a espaldas de la policía (o eso dijeron) para intentar contactar con el ente junto con otras personas en la calle San Agustín numero 11.
La policía investigando la hornilla
El grupo que acompañaba a la mujer, se sentó en circulo en una mesa,mientras Asuncion esperaba a que el ente contactase con ella y según se dice,abrió los ojos y una voz gutural y aterradora salió de su garganta para segundos después caer desplomada.
El resto de asistentes a la sesión llamaron a los servicios sanitarios pero estos al llegar se acongojaron tanto que se negaron a certificar la defunción de la mujer hasta que no llegase la policía, Asunción murió de forma misteriosa y a penas se recogió en la prensa.
Se dice que el duende tuvo su ultima comunicación en el mes de diciembre de 1934 cuando Pascuala ya no trabajaba en la casa y que lo ultimo que soltó fue una amenaza de muerte para toda la familia Grijalba aunque años después, Arturito fue preguntado por este tema y el dijo que para el no fue nada de ventrílocuos, que era algo que no era físico y que el duende siguió hablando hasta 1935 y que su familia acabó yéndose de la casa. Al poco tiempo comenzó la guerra civil y del caso del duende nunca más se supo.
En los 70 el edificio fue demolido y ahora en su lugar hay un edificio llamado "Edificio Duende", que es el que sale en la cabecera de esta entrada; me gustaría saber si los que viven actualmente en ese edificio han tenido alguna visita en sus cocinas.
Sea como fuere,nunca se encontró explicación para este caso, solo que les faltó tiempo para cerrarlo y me temo que van a ser de esos que queden siempre con una gran incógnita encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario